Podemos confía en que el PSOE “se emancipe” de su socio

Marga Arroyo lamenta que el alcalde y su socio de Gobierno no se tomen en serio las aportaciones de progreso de En Burgos Podemos al documento más importante del Ayuntamiento.

En Burgos Podemos confía en que, “en algún momento”, el Partido Socialista deje de tener miedo a su socio de Gobierno, Ciudadanos, y demuestre ser un partido de progreso. Esta valoración la realiza la formación después de ver con cierta “decepción” que el proyecto de presupuestos del año 2022 que el equipo de Gobierno ha presentado esta mañana a los grupos municipales apenas incluyen una ínfima parte de las aportaciones realizadas por Podemos. Para Marga Arroyo, portavoz de la formación morada en el Ayuntamiento de Burgos, el alcalde, “Daniel de la Rosa, debe olvidarse de la amenaza de la moción de censura, que está totalmente desarticulada, y demostrar que representa a un partido de progreso poniendo en práctica políticas que busquen el bien de la gente”.

El alcalde, Daniel de la Rosa, acompañado del vicealcalde, Vicente Marañón, Nuria Barrio, portavoz del PSOE, y el edil de Hacienda, David Jurado, han informado sobre las modificaciones realizadas en las cuentas que se presentaron semanas atrás. Para Marga Arroyo, portavoz de Podemos, “es una pena que no se tengan en cuenta a los votantes de Podemos, el único grupo que ha realizado aportaciones como el propio alcalde ha reconocido”, dice. “Hemos tratado de incluir partidas progresistas, de apoyo a los jóvenes y para la cooperación al desarrollo, y lo que nos hemos encontrado es que los socialistas no son valientes”, asegura Arroyo, “por miedo a perder el apoyo de Ciudadanos”.

Ha resultado “desilusionante” para la portavoz de En Burgos Podemos ver cómo ha tratado el equipo de Gobierno las peticiones de trabajar en un Plan Municipal de Retorno y de colaboración con los jóvenes artistas. El regreso de jóvenes emigrados, se desvía “de forma poco seria” a Promueve. “Nos han asegurado que dentro del presupuesto de Promueve se buscará el dinero para ello. No sabemos muy bien qué pinta Vicente Marañón gestionando el regreso de talento joven, ni asociaciones como FAE o la Cámara de Comercio, con las que, nos dicen, se establecerían convenios para tal fin”, argumenta Arroyo. “Hay ejemplos por toda España de que se puede hacer un buen trabajo y, sin embargo, recurrimos a una fórmula trasnochada”, asegura.

En cuanto a las partidas de ayudas a jóvenes artistas, el equipo de Gobierno ha anunciado que se contemplará dentro de las ya contempladas para proyectos ya consolidados, obviando la idea de establecer una línea de ayudas específicas para proyectos y artistas emergentes.

También ha causado “sorpresa” en la edil de Podemos que, cuando se le ha recordado la posibilidad de dar una subvención a la Asociación Burgalesa de Rehabilitación del Juego Patológico (ABAJ), se le haya emplazado a una inclusión de una partida en la primera Modificación Presupuestaria, “algo que ya nos dijeron hace un año y que no se cumplió en ningún momento”.

Por último, tampoco ha gustado a Podemos que el alcalde se haya negado “en redondo” a ampliar la partida presupuestaria para cooperación al desarrollo amparándose en que Burgos es una de las ciudades que realiza mayor aportación y la que más de Castilla y León, e igualmente no se ha incluido dinero para el desarrollo del comercio justo. “Lo que no dice el alcalde –afirma Arroyo- es que, en primer lugar, la partida de cooperación al desarrollo se ha reducido con el PSOE en Alcaldía, era más alta con el Partido Popular: 0,56 por ciento con Gema Conde y 0,45 en la actualidad”, asegura. “Y en segundo, y más importante –añade-, que en otras ciudades las partidas son más bajas pero las diputaciones realizan aportaciones importantes, como es el caso de Valladolid. La cooperación al desarrollo no solo beneficia a los países en los que se desarrollan estos trabajos, sino a la propia sociedad burgalesa”, explica Marga Arroyo.

De esta forma, la portavoz de En Burgos Podemos tiene “muchas dudas” sobre qué votar en el Pleno Extraordinario de aprobación de las cuentas 2022. “El progresismo no se demuestra haciéndose fotos con los vecinos y las vecinas por los barrios. Estar con la gente es llevar las medidas de progreso y en favor de todos a las cuentas municipales, y estos presupuestos no son progresistas”, asevera Arroyo.

“Daniel de la Rosa tiene que quitarse el miedo a la moción de censura. Esta posibilidad está totalmente desarticulada. Nadie va a quitarle el sillón de Alcaldía, así que debe centrarse en demostrar la progresía que se le suponen sus siglas, buscar el bien de todos y dejar de ser preso de su socio de Gobierno, Ciudadanos”, concluye la portavoz de En Burgos Podemos.

publi BAD.png