Podemos critica que el Consorcio del desvío sigue vendiendo las parcelas de manera irregular

La portavoz de la formación en el Ayuntamiento, Marga Arroyo, pone de manifiesto que en ciudades del entorno como Vitoria o Valladolid “estos procedimientos se ajustan a la legalidad”.

La portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Burgos, Marga Arroyo, ha vuelto a solicitar esta mañana la disolución de los Consorcios de Villalonquéjar y el Desvío Ferroviario y ha puesto de manifiesto que en los mismos “se sigue, a pesar de las advertencias judiciales, actuando de manera irregular”. Y es que, como ha denunciado Arroyo, el ente encargado de la venta de las parcelas de la variante ha sacado a licitación los terrenos afectados por la última modificación del Plan General de Ordenación Urbana “con unos criterios totalmente alejados de lo que reclama la vía administrativa”, ha dicho.

De esta forma, en la web del Consorcio para la Gestión de la Variante Ferroviaria de Burgos se han puesto a disposición de posibles interesados un total de doce terrenos con unos precios de entre 1,4 y 17,7 millones de euros para los que únicamente se solicita como documentación una declaración en la que incluir una oferta. “Nos sorprende que para una parcela que puede costar más de 17 millones solo se pida un folio diciendo que se está interesado, nos parece que es algo que se aleja por completo de la más elemental lógica”, ha advertido Arroyo.

La portavoz de Podemos en el Consistorio burgalés ha contrarrestado esta realidad con el modo de proceder “de ciudades cercanas” en las que la venta de parcelas “se hace con rigor, conforme al ordenamiento, a través de un pliego de condiciones”. En Vitoria, por ejemplo, la sociedad urbanística municipal Ensanche 21 Zabalgunea oferta las parcelas mediante un concurso que incluye condiciones particulares, criterios de valoración, plazos, jurisdicción… “También en Valladolid”, ha añadido.

“No entendemos que después de ver que la polémica con la parcela TE09 del sector S-29-07 Antigua Estación –judicializada por dos vías- y de que otras empresas hayan comenzado a reclamar la devolución de sus fianzas por la discriminatoria forma de proceder, se repitan los mismos errores”, ha criticado. Máxime cuando en la plataforma del Consorcio, junto al listado de parcelas, se adjunta una nota que indica que “el actual procedimiento de adjudicación de activos está siendo objeto de revisión”.

Una nueva situación en torno a los Consorcios que lleva a Podemos a solicitar “una vez más” que se proceda a “la disolución de los mismos, lo antes posible”, ha reiterado Marga Arroyo. “Sabemos que esto no es cosa de hoy para mañana, que es un proceso que lleva su tiempo, pero es necesario para la ciudad”, ha afirmado. “Debemos alcanzar un acuerdo municipal entre los grupos a este respecto y después trasladarlo al Consejo de Administración de ambos Consorcios, donde el Ayuntamiento tiene la mitad de los votos y el alcalde, como presidente, el voto de calidad” que permitiría ejecutar la disolución.

El Consistorio ya asume la deuda

La portavoz de Podemos ha recordado que la permanencia de los Consorcios no se corresponde con una buena gestión ni tan siquiera con un beneficio para las arcas municipales. “El valor del suelo del que disponen (en torno a los 129 millones en el mejor de los casos) es muy inferior a la deuda municipal (234 millones)”, ha explicado en diversas ocasiones. “Esa deuda ya está consolidada en las cuentas del Ayuntamiento”, ha reiterado.

Además, el Consistorio “asume todo lo malo de los Consorcios: es el responsable de la deuda, paga las comisiones que ingresan las otras entidades… pero no dispone de su suelo”, ha señalado. Ante esta situación, para Podemos la solución es que el Ayuntamiento “recupere la gestión de los terrenos y se encargue de su gestión con sus propios medios, conforme a los procedimientos administrativos de la administración pública que es, por otro lado, como la justicia le está indicando que debe proceder”, ha concluido.

publi BAD.png