Podemos culpa al PSOE del “fracaso” de los actos del VIII centenario de la Catedral

Marga Arroyo recuerda que la celebración “solo ha llegado a unos pocos” y ha servido “para consolidar las influencias de quienes manejan la Fundación”.

La portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Burgos, Marga Arroyo, ha valorado como “un fracaso” los actos de celebración del VIII Centenario de la Catedral de Burgos, ya que, ha asegurado, “no han llegado a la ciudadanía burgalesa” y solo han servido “para consolidar las influencias de quienes manejan la Fundación”, ha afirmado. Por ello, ha criticado al Partido Socialista “por permitir que una celebración que debiera ser de todos” lo haya sido “de los pocos de siempre” mediante una importante aportación de dinero público, casi tres millones en el caso del Consistorio burgalés.

La concejala de En Burgos Podemos ha querido esta mañana salir al paso de la valoración realizada en la jornada de ayer por los responsables de la Fundación VIII Centenario y niega que haya sido un éxito para la ciudad. Arroyo ha recordado que, “como llevamos años denunciando, los contratos de patrocinio no tienen capacidad de fiscalización”, lo que ha impedido al Ayuntamiento “gestionar la organización de los actos y facilitar que sean para todos y todas” como debería haberse impulsado.

Además, desde la Fundación VIII Centenario se afirmó que los portavoces de los grupos municipales han tenido acceso a las cuentas y ha existido un “diálogo fluido” con la institución, algo que no comparte Arroyo. Y es que la formación morada “solo hemos mantenido un contacto importante cuando se ha hablado de las nuevas puertas de la Catedral”, a las que Podemos “se oponía y se sigue oponiendo”, ha remarcado. Igualmente, Marga Arroyo ha apuntado que ella, en su calidad de portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Burgos, pertenece “al Consejo Asesor, no al Patronato, pero sin voto y sin ningún tipo, por tanto, de capacidad decisoria” pese a ser representante de la ciudadanía burgalesa

La portavoz de Podemos, además, ha querido recordar que el dinero de los contratos de patrocinio “no se puede fiscalizar. Adjudicas los contratos a dedo y pierdes totalmente el control sobre los mismos. ¿Por qué le das dinero a esta empresa para prestar un servicio y no a otra?”, se ha preguntado Arroyo. Además, ha puesto en duda el “interés general” de los actos convocados, que, ha afirmado, “no han hecho partícipes a los ciudadanos y ciudadanos de Burgos pese a que en su mayoría el dinero invertido ha procedido de las arcas públicas (más de dos millones del Ayuntamiento). ¿De qué forma ha revertido en la ciudad de Burgos una comilona en el Landa para autoridades y personas influyentes? ¿O un concierto privado en la Catedral para 80 personas elegidas a dedo impidiendo, además, durante esos días las visitas al templo en su aniversario? ¿Es interés público hacer una tarta en plena ola pandémica que acaba en la basura?”, ha expresado.

Marga Arroyo ha recordado que a los burgaleses apenas se les ha permitido “comer unos pinchos de morcilla en la inauguración del Jacoseto diez meses después de su instalación”, un bagaje “muy pobre” y que no justifica la inversión pública realizada “para mayor gloria del vicepresidente de la Fundación, Antonio Méndez Pozo, que se ha podido hacer muchas fotos, por ejemplo regalando entradas a los abuelos de un niño que formaba parte de uno de los coros participantes en un concierto”.

Ni Podemos ni la administración, ha concluido, “han podido filtrar el destino que se ha dado a los casi tres millones de euros” que el Ayuntamiento ha aportado a la Fundación y considera que el uso que se ha hecho del dinero recibido, tanto público como privado, “no ha revertido en favor de la ciudad, en su progreso ni en su desarrollo”, sino en “consolidar y ser utilizado para mejorar las influencias de quienes manejan la Fundación”, ha comentado. “El PSOE ha puesto el dinero de todos en manos de unos pocos para disfrute de unos pocos”.

Contratos de patrocinio

Por ello, y haciendo hincapié en que el dinero de los contratos de patrocinio que está firmando el Ayuntamiento “no se puede fiscalizar”, Marga Arroyo ha solicitado al Partido Socialista “que abandone esta figura, a la que está dando un abuso excesivo en cultura y deporte”, especialmente. “Las administraciones públicas se rigen por la exigencia de la transparencia y la rigurosidad, por lo que es contrario a este espíritu gastar millones de euros cada año que proceden de los impuestos de los burgaleses y burgalesas en contratos que se escapan de toda transparencia en el destino que se les da”, ha lamentado.

La pasada semana, en la última aprobación de una partida de 500.000 euros, Podemos ya defendió en el Consejo de Administración de la Gerencia de Cultura y Turismo la inclusión en los contratos de patrocinio firmados por el Ayuntamiento de cláusulas que permitan a la institución tener la capacidad de control y fiscalización sobre estas aportaciones.

Para Podemos estos contratos de patrocinio son “subvenciones encubiertas”, como ya han decretado diferentes instancias judiciales, y recuerda al PSOE que la pasada legislatura criticó con dureza al Partido Popular por su abuso, “cuando ahora que están en el poder no solo no les ponen fin sino que los utilizan más si cabe”, ha concluido Marga Arroyo.

publi BAD.png