top of page

Podemos pedirá que la ciudad se convierta en “punta de lanza” del castellano

La portavoz de Podemos en el Ayuntamiento, Marga Arroyo, indica la importancia que el español tiene como palanca de crecimiento cultural, social y económico.

El grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Burgos solicitará en el Pleno de este miércoles 31 de agosto que el Consistorio “tome las riendas” para convertir a la ciudad en “punta de lanza” de la enseñanza del castellano. Así lo ha explicado la portavoz municipal de la formación, Marga Arroyo, quien ha apuntado que espera un apoyo unánime “porque el castellano no entiende de ideologías” y ha defendido que no se puede permitir que, “una vez más”, sean fundaciones privadas “quienes capitalicen y pongan en valor el patrimonio de los burgaleses y burgalesas”.

Como señala En Burgos Podemos en su proposición, el castellano o español es la segunda lengua materna del mundo por número de hablantes y cuenta, además, con más de 24 millones de estudiantes en todo el planeta, una cifra que en solo tres años se ha incrementado en más de 2 millones (eran algo menos de 22 en 2018). “Esto supone para Burgos una oportunidad única”, ha afirmado Marga Arroyo. Y es que, como ha recordado la portavoz de Podemos, convertir a Burgos en “punta de lanza” de la enseñanza del idioma, “se generaría riqueza en nuestra tierra atrayendo población, empleo y dinamizando tanto la economía como el turismo con la presencia de estudiantes llegados desde el extranjero”.

Burgos debe, “al contrario de lo sucedido en tantas otras cosas” liderar un proyecto cultural en torno al castellano. “Desde la administración local debería impulsarse un proyecto para no perder el tren del castellano en nuestra ciudad. Es preciso crear un grupo de trabajo interno que elabore el proyecto y, además, implicar a la Diputación de Burgos y la Junta de Castilla y León para que otros municipios de la provincia (especialmente Valpuesta) se sumen al proyecto”, ha comentado.

Además, para Marga Arroyo es “fundamental” lograr también que el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua y la Universidad de Burgos se sumen para así aprovechar su experiencia y sus conocimientos “en educación, en enseñanza de español como lengua extranjera y en el estudio de los orígenes del castellano”.

Para En Burgos Podemos, además, Promueve debería tener “un peso específico importante” en esta conversión de Burgos en referente de la enseñanza del castellano, ya que puede “promocionar nuestra ciudad en el extranjero para atraer estudiantes interesados en aprender castellano en Burgos, en colaboración con el sector privado”.

Arroyo ha insistido en que la enseñanza del castellano no solo puede ser un motor cultural sino también y fundamentalmente económico, ya que supone en España un volumen de negocio de 422 millones de euros y da empleo estable a 5.500 personas al año, llegando en los meses de verano a picos cercanos a los 10.000. “Burgos, que tiene en Valpuesta a la cuna del castellano, debe liderar la gestión del estudio entre estudiantes extranjeros, posibilitando la llegada de ellos a nuestra ciudad y enriqueciéndola tanto a nivel de empleo como a nivel social y cultural por la relación y contacto de los mismos con nuestros conciudadanos y conciudadanas”, ha expresado.

No desaprovechar la oportunidad

Ha apuntado Marga Arroyo, en último lugar, que el hecho de que sea San Millán de la Cogolla (en la provincia de La Rioja) quien sigue ejerciendo de cuna del castellano y por tanto explotando esta distinción cultural, económica y turísticamente a pesar de que la Real Academia Española de la Lengua (RAE) ha acreditado que los documentos más antiguos escritos en castellano con los Cartularios elaborados en el siglo IX en el Monasterio de Valpuesta “demuestran la necesidad de que de una vez por todas las instituciones tomen las riendas de la gestión cultural a todos los niveles”, ha concluido.

publi BAD.png
bottom of page