Podemos pide al Ayuntamiento que apoye una Atención Primaria de calidad

En Burgos Podemos presentará en el Pleno de mañana una propuesta para que el Consistorio inste a la Junta de Castilla y León a garantizar que los médicos de Familia cuenten con los medios materiales y humanos que les permitan cumplir su labor de prevención y de descongestión de Urgencias.

En Burgos Podemos presentará en el pleno de mañana viernes, 17 de diciembre, una proposición a los grupos municipales del Ayuntamiento de Burgos para que muestren su “compromiso” con la sanidad pública de calidad a través de una Atención Primaria “fuerte que pueda cumplir con sus objetivos de prevención y de descongestión hospitalaria y de Urgencias”. Marga Arroyo, la portavoz del grupo, ha añadido que son los propios profesionales quienes piden una “gestión responsable” para lograr el fortalecimientos y empoderamiento de la medicina familiar.

Ha recordado Arroyo que la Atención Primaria atraviesa “una profunda crisis estructural, con retrasos y hacinamiento en la asistencia, como resultado de los recortes de recursos desde hace años”, una situación agravada por la situación actual de pandemia, provocando la paralización de las actividades asistenciales cotidianas y posponiendo las actividades asistenciales preferenciales y crónicas y también la actividad quirúrgica no urgente con retrasos, tanto en consultas, como en pruebas diagnósticas, así como el aumento de las listas de espera. “Al mismo tiempo, -ha añadido Arroyo- en algunas Comunidades, entre ellas Castilla y León se cerraron centros de salud y se limitó el acceso a los mismos, sustituyendo la consulta presencial por la telefónica”, que sigue vigente ante la sorpresa de muchos pacientes que no entienden “la imposibilidad de acudir a los centros de salud”.

Durante los peores meses de la pandemia, añade Arroyo, “los trabajadores del Sistema Sanitario Público recibieron el reconocimiento y la gratitud de la ciudadanía, lo que abrió la esperanza a que la Administración impulsara medidas y reformas para mejorar y fortalecer esta primera línea de atención”. Sin embargo, ha lamentado la portavoz de En Burgos Podemos, la realidad “es bastante diferente y nos encontramos con la misma precariedad previa, sumada a una atención basada en consultas telefónicas, muy pocas presenciales y con restricciones de acceso a los centros de salud”.

La situación es también denunciada por los propios profesionales sanitarios, como demuestra la encuesta presentada hace dos meses por el Colegio Oficial de Médicos de Burgos (COMBU), según la cual el 91,2 por ciento de los médicos de Atención Primaria de la provincia de Burgos considera que su situación “está mal o peor que nunca, debido a dos problemas agravados por la mala gestión pública: el descontento por la existencia de agendas al límite y la saturación diaria en el número de pacientes atendidos”, ha recordado Arroyo.

Y es que, ha aseverado, frente a la petición de los profesionales de contar con agendas de entre 15 y 30 pacientes diarios a los que poder dedicar de 10 a 15 minutos, se encuentran con “hasta 60 pacientes por delante, lo que limita el tiempo de atención e incluso la atención dedicada a las necesidades de los pacientes”, ha explicado Arroyo. Los profesionales, igualmente, “solicitan que se ponga fin a la no cobertura de las bajas laborales” y que en el ámbito rural se reestructure el Sistema Público de Salud, “centralizando la actividad en el centro de salud con transporte a la demanda, reorganizando las denominadas Zonas Básicas de Salud y buscando una nueva y más eficiente distribución de los profesionales”, con un reparto más razonable de los profesionales entre las diferentes áreas de salud.

Por todo ello, desde Podemos se presentará en el Pleno de mañana una proposición instando a la Junta de Castilla y León a “trabajar para dar a la Atención primaria el valor capital que debe tener dentro de la salud”. Por ello, se instará al organismo a poner en marcha de inmediato las consultas presenciales, mejorando su accesibilidad y reduciendo su demora a 24-48 horas, limitando las consultas telefónicas; a abrir de manera inmediata los centros de salud y consultorios cerrados con motivo de la pandemia, a garantizar la accesibilidad geográfica de todos los ciudadanos a la Atención Primaria y a contratar y acabar con la precariedad laboral del personal, aplicando un ‘Plan de Mejora de la Atención Primaria’ que redimensione los equipos multidisciplinares para cubrir las necesidades de salud de la población

Podemos Burgos, además, recuerda que tanto el deseo de los profesionales sanitarios como de la Organización Mundial de la Salud es que el presupuesto de salud destinado a la Atención Primaria sea del 25 por ciento, cuando en castilla y León, el proyecto de presupuestos presentado por el equipo de Gobierno en la Junta lo sitúa en poco más del 20 por ciento. Marga Arroyo, por último, recordará a los corporativos burgaleses la necesidad de que desde las instituciones se desarrollen “instrumentos de participación ciudadana en salud para que los ciudadanos y ciudadanas puedan expresar sus necesidades y poder actuar de manera eficiente sobre los determinantes de la salud”, ha concluido.

publi BAD.png