Podemos pide cuarenta empleados en Aguas de Burgos

La entrada del abogado en la Sociedad Municipal busca controlar el cumplimiento por parte del bipartito de sus compromisos de mejora de la transparencia y eficiencia en la gestión, así como de corrección de las disfunciones arrastradas durante años.

El que desde el pasado viernes 27 de agosto es el consejero representante de Podemos en Aguas de Burgos, Luis Oviedo, ha analizado esta mañana ante los medios de comunicación acompañado de Marga Arroyo, portavoz de la formación en el Ayuntamiento, los objetivos más inmediatos con los que llega a la Sociedad Municipal, que pasan por la convocatoria “urgente” de una oferta pública de empleo. El abogado ha destacado la necesidad de llevar a cabo un proceso de contratación de personal basado en la “igualdad, mérito y capacidad” que evite la creciente externalización de servicios.

Oviedo ha destacado, en primer lugar, que una plantilla que debería estar integrada por 119 personas cuenta en la actualidad “únicamente con 79” de las que solo una decena cuentan con un puesto obtenido según los criterios que deben regir a la administración y empresas públicas, así como la carencia de un convenio colectivo. “Es necesario corregir estas dinámicas que se vienen repitiendo largos años, y que hacen que Aguas de Burgos no pueda cumplir con garantías con muchas de sus funciones y que tenga que recurrir a la externalización”, ha lamentado. Oviedo, que ya fue consejero en la anterior legislatura, ha apuntado, por ejemplo, que esta carencia de profesionales conlleva que “puestos clave” de la Sociedad estén sin cubrir y otros, en una total interinidad: “no hay jefe de Servicio, no hay encargado de saneamiento, no hay encargado de mantenimiento, en Informática hay solo un profesional, en la planta potabilizadora solo hay una persona durante el 95 por ciento del tiempo...” ha enumerado. Situación que ha confiado poder solucionar en los dos años que quedan de legislatura.

Estas carencias, ha recordado, suponen “un deficiente funcionamiento” tanto de la potabilizadora, como de la red de suministro o de saneamiento, siendo “imprescindible” en estos momentos recurrir para garantizar la prestación del servicio a la externalización de muchos de estos servicios que “deberían cumplir empleados de la Sociedad”. “Aguas de Burgos debe realizar con sus propios medios la mayor parte posibles de sus funciones”, ha añadido.


Para Oviedo, además, este problema de Personal es el que ha derivado en “todos los demás”, por lo que una “eficiente, rápida y eficaz” política de contratación permitiría corregir buena parte de las disfunciones de la Sociedad, evidenciadas en la Comisión de Investigación celebrada en los últimos días de julio: malas praxis, falta de transparencia y deficiente cumplimiento de los protocolos administrativos en cuanto a protección de datos, contratación de personal y la adjudicación de contratos menores. Así lo recogía el documento de conclusiones presentado por Podemos Burgos, representado por Marga Arroyo en las sesiones de la Comisión.

Por su parte, la portavoz de En Burgos Podemos en el Ayuntamiento ha destacado que Luis Oviedo, muy vinculado con plataformas de protección del medio ambiente, conoce, gracias a su experiencia previa en Aguas de Burgos, a la perfección su funcionamiento, “sus entresijos”, sus dinámicas internas y sus propias disfunciones. Su regreso a la Sociedad permitirá a Podemos Burgos fortalecer su presencia en el Consejo de Administración y velar por el cumplimiento de los dictámenes de la Comisión de Investigación de Aguas: búsqueda de una mayor eficiencia, transparencia y control y fiscalización de los procesos de selección de personal y contratación menor, principalmente.

Como expresa la portavoz del grupo municipal, Marga Arroyo, la presencia de Oviedo “consolida nuestra apuesta por buscar la mayor de las transparencias” en la Sociedad, ha asegurado. “Es bueno para Aguas como sociedad municipal y para En Burgos Podemos contar con un profesional con el prestigio y el conocimiento de Luis Oviedo, fortaleciendo la presencia del grupo en la misma”, ha asegurado.

“Nuestro máximo empeño en la Comisión fue consolidar la condición de empresa municipal de la Sociedad, para lo que consideramos urgente que el bipartito cumpla con los compromisos adquiridos en dicha Comisión y en su dictamen de conclusiones. Y para ello hay que empezar a ordenar la Sociedad, lograr que sea gestionada con la máxima rigurosidad”, afirma Arroyo. Como la portavoz de la formación morada recordó en el pleno ordinario del pasado mes de agosto al bipartito, “la pelota está en su tejado”, por lo que tras haber “perdido dos años”, debe empezar a aplicar las medidas anunciadas.

“En estas labores va a ser importante el control, la fiscalización y el análisis que desde dentro va a hacer Luis Oviedo”, asevera Marga Arroyo. “Desde Podemos buscamos siempre lo mejor para los ciudadanos y ciudadanas de Burgos y creemos que es bueno tanto para la ciudad como la Sociedad Municipal de Aguas que Oviedo forme parte de su Consejo de Administración para garantizar su buen funcionamiento, su correcta gestión y su consolidación como sociedad municipal”, afirma Arroyo.

La oposición de Carolina Blasco, portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, a la entrada de Luis Oviedo en el Consejo de Administración de Aguas de Burgos es el más claro ejemplo de la procedencia de este relevo en la Sociedad. “Han dirigido desde sus inicios la Sociedad, ella directamente los últimos ocho años hasta las elecciones de 2019, y por eso no les interesa que alguien que conoce de primera mano sus formas de actuar y gestionar entre en la Sociedad y ponga en evidencia sus desmanes”, ha concluido Marga Arroyo.