top of page

Podemos solicita que las bibliotecas y centros cívicos abran los fines de semana

La portavoz de Podemos en el Ayuntamiento, Marga Arroyo, considera “inconcebible” que estos centros no dispongan de actividades para niños y jóvenes los sábados y domingos.

La portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Burgos, Marga Arroyo, ha reclamado esta mañana en el seno del Consejo de Administración de la Gerencia Municipal de Cultura y Turismo que las bibliotecas municipales y los centros cívicos abran sus puertas los fines de semana. Considera Arroyo que se trata de una “herramienta muy útil” de dinamización de los barrios, y añade que le parece “inconcebible” que no se haya trabajado para que estos centros dispongan de programación los sábados y domingos.

La concejala de la formación morada ha defendido que la totalidad de las bibliotecas municipales (en este momento solo tienen servicio los domingos las de San Agustín, Río Vena y Capiscol) cuenten con horario de apertura y programación, considerando que es una forma de “dinamizar los barrios los fines de semana” y de acercar a los más jóvenes “tanto a la lectura en particular como a la cultura en general”, ha expresado, además de ofrecer “beneficios sociales y educativos” a los infantes.

“Si queremos que Burgos sea una ciudad del futuro es fundamental que disponga de alternativas de ocio para los jóvenes”, ha remarcado. “Hay muchos padres y madres que trabajan los fines de semana, además de niños y niñas que en muchos casos no tienen gran cosa que hacer en su entorno tanto un domingo como un sábado por la tarde”, ha recordado Arroyo.

Una realidad que marcha en paralelo con la tan apuntada en los últimos tiempos “ausencia de alternativas de ocio” para los niños, niñas y adolescentes, de modo que se entiende “aún menos” que desde Cultura y Turismo “no se dé un paso adelante para comenzar a ofrecer esas alternativas”, ha expresado Arroyo.

Además, las bibliotecas adquieren especial relevancia para los y las estudiantes en periodos de exámenes, acudiendo miles de ellos a las bibliotecas para lograr la tranquilidad necesaria que les permitan prepararse adecuadamente “y cuando llega el fin de semana se ven obligados a cambiar sus rutinas, lo cual es un perjuicio importante” para todos ellos, ha señalado Marga Arroyo.

Por todo ello, ofrecer a estos jóvenes la posibilidad de acudir a una biblioteca o un centro cívico la tarde de un sábado o un domingo “para estudiar, hacer la tarea, leer o participar en talleres de lectura o de cualquier tipo”, por ejemplo, “es un beneficio tanto para el presente como para el futuro de estos chicos y chicas”, ha concluido.

publi BAD.png
bottom of page