Por fin terminan las obras del viaducto de la BU-11 por Plaza del Rey

Inicialmente se canalizará el tráfico por los carriles derechos de ambas calzadas para restablecer los sistemas de contención que separan ambos sentidos y, una vez restablecidos, se abrirán los carriles izquierdos.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha finalizado las labores de conservación y mantenimiento en el viaducto de Timoteo Arnaiz en la carretera BU-11, en Burgos, a falta de algunos trabajos menores de acabado y limpieza. Con ello, se pone fin a las afecciones al tráfico.

En concreto, está previsto que, a lo largo del jueves 27 de octubre, sean eliminadas todas las restricciones al tráfico motivadas por las mencionadas obras. Inicialmente se canalizará el tráfico por los carriles derechos de ambas calzadas, para así restablecer los sistemas de contención que separan ambos sentidos.

Una vez restablecidos los sistemas de contención, se abrirán los carriles izquierdos y la BU-11 quedará completamente abierta al tráfico sin restricciones en este tramo.

Características de la actuación

El pasado día 24 de enero de 2022 se puso en marcha la fase inicial de la actuación para poder determinar con exactitud las actuaciones en materia de conservación y mantenimiento necesarias. En esta primera fase se llevaron a cabo labores de inspección con el objetivo de definir en detalle el estado actual de la estructura que tiene casi 50 años de antigüedad, después del deterioro sufrido a lo largo del tiempo por la meteorología y el elevado tráfico que soporta cada día. Según los últimos datos registrados, la Intensidad Media Diaria de Vehículo es de 26.447.

La inspección realizada puso de manifiesto la necesidad de actuar sobre una viga transversal que trasmite la carga del tablero, sobre el que circulan los vehículos, a los dinteles de la estructura. Para reparar esta viga transversal fue necesario “liberarla” de las pesadas cargas que recibe del tablero.

Por ello, se instaló un sistema de andamiaje para crear una plataforma de trabajo desde la que se pudieran ejecutar las labores necesarias para apear el tablero mediante un sistema de gatos hidráulicos (capaces de levantar 500 Tm de peso), apoyados en unas ménsulas de acero ancladas al dintel y así liberar la viga y efectuar las labores de reparación (fundamentalmente hidro-demolición y reconstrucción del hormigón armado deteriorado).

Asimismo, también se ha actuado en los trasdoses de la estructura, zona de transición entre la propia estructura y el apoyo sobre materiales de relleno para asegurar su estabilidad.

publi BAD.png