top of page

Poza del Hidrógeno Verde, la propuesta para convertir la villa burebana en un almacén subterráneo

Un estudio universitario propone convertir Poza de la Sal en un almacén natural de hidrógeno verde por sus excepcionales características.

El diapiro de Poza de la Sal es una depresión circular cerrada con materiales del Cretácico Mesozoico, formada por yesos, arcillas y una gran extensión de sal en el centro. La baja actividad sísmica de la zona, la reducida permeabilidad y porosidad de las cavernas de sal, y la proximidad al parque eólico Páramo de Poza, la convierten en un lugar idóneo para la construcción de una instalación de almacenamiento subterráneo de hidrógeno verde obtenido a partir de excedentes eólicos, según un estudio de un equipo formado por el Departamento de Ingeniería Geológica y Minera de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía, Departamento de Energía y Combustibles de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía de la UCM y el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas.

Proponen inyectar en el terreno a 1000 metros de profundidad para almacenar 23,0 GWh en forma de hidrógeno obtenido de los excedentes de energía eólica, para ser utilizados posteriormente en la fase de extracción.

El emplazamiento elegido para el almacenamiento subterráneo de hidrógeno es el diapiro salino de Poza de la Sal, situado en el norte de la provincia de Burgos. Es un área de actividad sísmica muy baja, lo que reduce el riesgo de que se abran fracturas que provoquen la salida de gas a el exterior. El diapiro de Poza de la Sal se encuentra junto a 133 aerogeneradores. Esta instalación generaría hidrógeno verde a partir de la energía eólica excedente en momentos en que la generación de energía supera la demanda, para ser almacenado para su uso posterior.

Pueden consultar el estudio en el siguiente enlace:

publi BAD.png
bottom of page