Privatizar el Mercado Norte pone en contra a toda la oposición

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Burgos ha lamentado este miércoles la decisión unilateral del bipartito de privatizar el Mercado Norte, hecho que ha provocado el rechazo frontal de todos los grupos de la oposición.

Con esta decisión, el alcalde Daniel de la Rosa rompe el consenso alcanzado con el Partido Popular en el pasado mandato para impulsar la actuación del mercado de abastos con fondos públicos y corrobora que lo que dice en la oposición, no lo mantiene desde el Gobierno municipal.

El estudio de viabilidad presentado en la última Comisión de Comercio se basa en las decisiones previas y unilaterales de De la Rosa y su equipo de Gobierno, algo que han lamentado los populares, sobre todo teniendo en cuenta el alcance de la misma.

La privatización planteada por el regidor socialista deja en manos de la empresa privada la futura dotación por un periodo de 40 años, en los que el Ayuntamiento no podrá disponer de una valiosa infraestructura en pleno centro de la ciudad.

Además, lo hace con una aportación pública de más de 5,4 millones de euros para su construcción y todo sin haber dado una sola explicación sobre estas pretensiones a los grupos políticos.

A juicio del Grupo Municipal Popular, es inexplicable el afán privatizador de un Daniel de la Rosa empeñado en destinar recursos públicos a empresas para la obtención de beneficios privados, algo que también se ha visto con el estadio municipal de ‘El Plantío’.

Los populares han lamentado, además, la falta de perspectiva del PSOE a la hora de abordar proyectos de ciudad, perdiendo, como en este caso, la oportunidad de propiciar un proyecto integral de la plaza España.

El Grupo Municipal Popular cree esencial que la construcción del futuro Espacio Norte se acompase de la remodelación de todo su entorno y se aproveche la próxima finalización de la adjudicación del aparcamiento subterráneo de plaza España para favorecer la generación de un espacio intermodal para la movilidad, que prevea incluso nuevas posibilidades de reparto en el casco histórico.

publi BAD.png