top of page

Recuperados dos copones robados en las Huelgas

Uno de los cálices de plata, en un magnífico estado de conservación, figura inscrita en el registro de Patrimonio Nacional y fue realizado entre 1780 y 1810.

Agentes de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional de Burgos han recuperado dos copones, que fueron sustraídos recientemente en la parroquia de San Antonio Abad de Burgos, y han detenido a dos varones, vecinos de Burgos, como presuntos autores del robo.

El pasado 5 de diciembre, el párroco de la Iglesia de San Antonio Abad de las Huelgas de Burgos, denunció en esta Comisaría Provincial, el robo con fuerza realizado en su parroquia.

Ese mismo día cuando el denunciante por la tarde entró en el templo, se encontró con que el Sagrario presentaba un agujero en su parte inferior, comprobando seguidamente al abrir el mismo, que siempre queda cerrado con llave, cómo los cálices que había en su interior, y que estaban llenos de formas consagradas, habían desaparecido. También hizo constancia en su denuncia de que la semana anterior a producirse el robo, había detectado en el sagrario signos de intentar haber sido forzado.

La Policía en el inicio de las investigaciones, solamente contaba con la información de un testigo que, al parecer, había visto como un chico joven esperaba durante una hora aproximadamente, cerca de la puerta de la iglesia.

Los investigadores dentro del operativo establecido para la recuperación de las dos piezas de orfebrería robadas consiguieron identificar al presunto autor. Este cuenta con antecedentes policiales contra el patrimonio. Se estableció como prioridad la recuperación física de los elementos patrimoniales robados, ante el temor de que fueran vendidos en el mercado negro o, en último extremo, se procediese a su fundición para aprovechar el valor del metal precioso de su fabricación. Esto hubiera ocasionado la pérdida para el Patrimonio Nacional de un objeto de un valor artístico e histórico muy por encima de su valor mero valor económico. De hecho, uno de los cálices de plata, que se encuentra en un magnífico estado de conservación, figura inscrita en el registro de Patrimonio Nacional y fue realizado entre 1780 y 1810.

Tras los oportunos seguimientos e investigaciones durante varios días de trabajo, se pudo establecer el momento en el que los autores iban a proceder a la venta de los copones confirmando que los tenían en su posesión. En ese momento los agentes de la Comisaría, ya con la seguridad de poder recuperar los objetos, abordaron a los detenidos cundo iban en un vehículo, encontrando que, bajo el asiento del copiloto, uno de ellos ocultaba una bolsa de plástico, en cuyo interior portaban las dos piezas sustraídas de la parroquia de San Antonio Abad, por lo que los agentes procedieron a su detención como autores de un presunto delito contra el Patrimonio.

La Policía Nacional hace un especial seguimiento de los bienes de valor artístico, histórico y patrimonial que atesora España. Para ello dispone de una Brigada de Patrimonio Histórico, ubicada en la Comisaría General de Policía Judicial, con delegaciones en todas las Comisarías Provinciales, donde un delegado Provincial de Patrimonio Histórico, tiene las funciones de proteger, investigar y localizar los objetos sustraídos y denunciados que sean Patrimonio Histórico, en colaboración directa con los titulares públicos y privados de estos bienes.

No es la primera vez que la Policía Nacional lleva a cabo actuaciones vinculadas a la defensa del Patrimonio Histórico puesto que ya en 2011 fueron recuperadas dos cabezas de piedra, de unas estatuas del siglo XIII que fueron arrancadas de la fachada de la Iglesia de San Esteban de Burgos en el 2011, la intervención en Aranda de Duero, en marzo de 2019, de piezas expoliadas en yacimientos arqueológicos romanos o la recuperación el pasado mes de febrero de una parte de un tapiz flamenco del siglo XVII, robado en la Iglesia de Santo Domingo de Castrojeriz.

publi BAD.png
bottom of page