San Pablo dice adiós a la ACB

Hereda San Pablo Burgos desciende a liga LEB tras un lamentable partido contra el Fuenlabrada donde en ningún momento tuvo opciones de llevarse el partido.

El Hereda San Pablo Burgos se despide de la Liga Endesa después de cinco temporadas en la élite del baloncesto español. El cuadro dirigido por Paco Olmos no pudo imponerse a Urbas Fuenlabrada en el Coliseum, el requisito indispensable para haber intentado lograr la permanencia en acb. La primera mitad llegó al descanso con igualdad, pero un parcial de 17-28 favorable a los visitantes les dio impulso para acercarse a un triunfo que terminaron por sellar al término de la contienda. Los burgaleses dicen ‘hasta luego’ a la Liga Endesa, confiando en poder regresar pronto al lugar donde su afición y toda la ciudad merecen estar siempre.

Los primeros tres minutos del encuentro fueron para Urbas Fuenlabrada, que aprovechaba los errores visitantes desde el exterior para poner un parcial de salida de 0-8. El Hereda San Pablo solicitaba un tiempo muerto tras el que crecía desde la defensa, con una enorme labor de Xavi Rabaseda, y con mejores ataques, con Jarell Eddie liderando la anotación, que terminaba por devolver un parcial de 11-0 que volteaba la contienda (11-8). Intercambiaron puntos los locales y los visitantes en los instantes finales del primer cuarto, al que se llegó con la mínima ventaja fuenlabreña (15-16).

Los castellanos entraban bien al segundo periodo y recobraban la delantera (20-18), pero marraban las ofensivas que llegaban a continuación. Aupados por la situación del pobre acierto local, los madrileños enlazaban un parcial de 0-9, que lograba romper Cady Lalanne (22-27). El pívot haitiano lideraba la anotación burgalesa para recuperar las tablas en el electrónico al descanso (31-31).

El tercer cuarto le pasaba factura una vez más al Hereda San Pablo Burgos, que no era capaz de contener a un Urbas Fuenlabrada a la alza gracias a las acciones de Dusan Ristic, que ampliaba la máxima visitante hasta los diez puntos (37-47). Olmos pedía el tiempo muerto en el partido mientras el Coliseum coreaba ‘Sí se puede’. Lo intentaba Anthony Clemmons para los burgaleses, al tiempo que los fuenlabreños continuaban dejando sus ofensivas en manos de un Ristic en racha (41-51). Cada vez que el conjunto local trataba de recortar diferencias (46-51), el visitante volvía a estirar su renta (46-56). El final del cuarto llegaba al Coliseum con la máxima fuenlabreña de 11 puntos (48-59).

Era incapaz el cuadro burgalés de frenar el avance fuenlabreño, que jugaba mejor, se lo creía más y tenía un acierto superior. Los triples de Lamar Peters y de Leo Meindl disparaban la máxima hasta los 17 puntos (52-69). Se agotaba el tiempo en el Coliseum para un Hereda San Pablo Burgos que veía alejarse la victoria, y junto a ella, su permanencia en la Liga Endesa (59-73). Los compases finales del partido transcurrieron con un intercambio de canastas con el que el duelo llegó a su fin (66-83).

Con esta derrota en la trigésima cuarta jornada de Liga Endesa, el Hereda San Pablo Burgos certifica su descenso a LEB Oro en una temporada complicada que los castellanos no han podido finalmente llevar a buen término. En los próximos meses, tocará organizar la campaña que viene con el objetivo de retornar lo antes posible a la máxima categoría del baloncesto español.

publi BAD.png