Se cumplen 30 años del crimen sin resolver de la niña Laura Domingo

El 8 de abril de 1991 desapareció en el barrio de Capiscol, Laura Domingo de 5 años de edad y 20 días después apareció su cadáver en el cauce del Río Arlanzón a su paso por San Medel.

Laura Domingo del barrio burgalés de Capiscol jugaba con sus amigas a la puerta de su casa, cuando un hombre de unos treinta años la secuestró, la cogió de la mano y desapareció en dirección a la carretera de Logroño.

En la noche del 12 de abril se manifestaron unas cinco mil personas por las calles de Burgos para pedir la liberación de Laura y pedir a la policía más implicación en el caso.

El cadáver de Laura apareció el domingo 28 de abril de 1991, en el cauce del Río Arlanzón a su paso por San Medel, a ocho kilómetros de Burgos. Su cuerpo se encontraba medio sumergido en un arroyo junto al río Arlanzón. En la mano de la niña aparecieron restos del cabello, pero las pruebas de ADN no condujeron a ningún resultado positivo.

La autopsia no encontró signos de violación, aunque se advirtieron varios hematomas en los pómulos. La primera fase de las investigaciones concluyó en 1993 sin encausados.

Años después se investigó a varias personas entre las que se encontraba un familiar directo, pero la Audiencia dictaba el 26 de mayo de 2009 el archivo provisional de las diligencias.

El caso prescribirá el 26 de mayo de 2029