Un empate que sabe a poco

El Burgos Club de Fútbol suma un punto tirando de sacrificio e incluso adelantándose en el marcador a pesar de jugar en inferioridad.

Comenzó fuerte el duelo el Burgos Club de Fútbol con dos ocasiones consecutivas que no lograron romper la línea defensiva de los zornotzarras. Los nuestros continuaban con mayor profundidad cuando, en el minuto 4 de juego, Juanma cayó sobre la línea frontal tras sufrir un pisotón que no fue señalado.

Solo una ocasión fue suficiente para que Orozko, aprovechando una buena dejada de Olaetxea, batiese a Alfonso Herrero cargando un potentísimo disparo en área chica.

Tuvieron que pasar 8 minutos para ver siguiente aproximación burgalesa en una falta botada por Saúl Berjón que despejó Seguin evitando que Juanma controlase en solitario.

Los azules, a pesar de parecer más cansado, seguían acercándose a la meta burgalesa y a punto estuvo de marcar Obi con un buen testarazo que detuvo con seguridad Alfonso Herrero.

Las ocasiones burgalesas, a pesar de ser más claras, no lograban inquietar en exceso a Santamaria. La tuvieron Juanma, rematando en área pequeña, y Andy, aprovechando el rechace de la zaga.

Obi volvió a intentar, pero en esta ocasión Alfonso Herrero se adelantó con maestría para desbaratar el auto-pase del delante vizcaíno. Con la llegada del minuto 24 llegaron las dos ocasiones más claras para el BCF. En primer lugar con un buen centro de Pablo Valcarce que no logró rematar por poco Guille. Con la segunda clara llegó el empate, pase en profundidad perfecto de Pablo Valcarce que aprovecha Juanma, colándose entre los centrales, para disparar raso y batir a Santamaría.

Desde el tanto y hasta el final de la primera parte bajó el ritmo del partido, dos tímidas ocasiones repartidas entre Saúl Berjón y Seguin que no lograron poner en apuros a los guardametas.

La segunda mitad comenzó con cambio en las filas burgalesas, Fran García tuvo que ser sustituido tras las atenciones de los servicios médicos del club. Pasados 3 minutos los nuestros se quedarían en inferioridad al ser expulsado Pablo Valcarce, supuestamente por derribar intencionadamente a su marcador mientras caía al césped.

Los locales se vinieron arriba y gozaron de numerosas ocasiones durante más de 20 minutos; la más clara con Olaetxea como protagonista disparando a la lateral de la red. Entre embestidas locales llegó un fabulosa contra conducida por Saúl Berjón hasta línea de fondo, donde Larra despejó a córner.

En una nueva jugada de Saúl Berjón llegaría la falta que generó el segundo de los burgaleses, el propio Saúl la botó perfecta para que Miguel Rubio, solo en el palo largo, cabecease al fondo de la red. Un valioso tanto después de 24 minutos con uno menos en el terreno de juego.

Con el gol, los zornotzarras se volcaron en busca del empate y, a pesar del coraje defensivo de los nuestros, lo consiguieron en el 88 con un cabezazo de Etxaburu que llegó a tocar Alfonso Herrero y Córdoba, con malísima fortuna, introdujo en la portería al intentar despejar sobre la línea de gol. Reparto de puntos en un disputado partido entre dos recién ascendidos.