Un pésimo último cuarto deja sin opciones al San Pablo

El Hereda San Pablo Burgos mostró su versión competitiva ante Lenovo Tenerife hasta llegar con opciones al último cuarto.

El Hereda San Pablo Burgos no podrá regresar de su visita a las Islas Canarias con un resultado positivo. Los de Paco Olmos cayeron ante un Lenovo Tenerife que disfrutó de un extraordinario acierto desde el perímetro, con dieciocho triples anotados. Pese a todo, los castellanos mostraron en cada momento su versión más competitiva y se mantuvieron con opciones hasta el último cuarto, donde por un instante lograron voltear el marcador. Un dispar criterio arbitral acusado en los compases finales hizo que la ventaja de los tinerfeños se incrementara hasta cerrar su victoria en la conclusión del choque. Los mejores del cuadro burgalés fueron Dani Díez (12 puntos, 8 rebotes para 19 créditos de valoración) y Julian Gamble (19 puntos y 17 de valoración).

Iniciaba mejor el duelo Lenovo Tenerife, que se apoyaba primero en Gio Shermadini (9-2) y después en el acierto exterior de Sasu Salin y de Sergio Rodríguez para llevar su máxima hasta los ocho puntos (15-7). No se iba a quedar atrás el Hereda San Pablo Burgos, que mejoraba sus sensaciones desde el perímetro con los triples de Alex Renfroe y Dani Díez y recortaban así diferencias (20-16). El primer cuarto se cerraba en Tenerife con cinco de distancia (25-20).

Kristian Kullamae se alzaba como líder de los castellanos (30-25) en un inicio de periodo en el que los triples tinerfeños ampliaban la renta local en cada ataque hasta ponerla en nueve puntos, momento en el que los visitantes solicitaron tiempo muerto (36-27). El cuadro canarista, bien sujeto por su gran acierto exterior, llevaba la ventaja a los doce puntos de máxima (41-29). Trataba de sobreponerse el conjunto de Olmos, que se apoyaba en Vítor Benite y en Alex Renfroe para seguir enganchado al duelo (42-37). El perímetro seguía rindiendo para subir puntos al marcador de Lenovo Tenerife (49-39), antes de que un triple de Benite sellara la primera mitad (49-42).

Entraban con ganas los burgaleses al tercer cuarto, que con un 0-6 de parcial de Landry Nnoko y de Renfroe dejaban en la mínima la distancia en el Santiago Martín (49-48). Volvían a anotar los tinerfeños para estirar su ventaja con un 7-0 (56-48). Tras varias jugadas marradas por parte de ambos equipos, el electrónico volvía a moverse en Tenerife (59-51). Un parcial de 0-6, obra de Díez y de Gamble, obligaba a los locales a parar el duelo (59-57). El acierto en el perímetro seguía sustentando la victoria parcial de Lenovo Tenerife al final del periodo (67-63).

Salía con todo el Hereda San Pablo Burgos al último cuarto para restablecer el empate (67-67) y tomar las riendas del luminoso por primera vez en el encuentro (67-69). Una técnica al banquillo burgalés desencadenaba un parcial favorable de 11-0 para Lenovo Tenerife (78-69). Los canaristas lograban manejar el encuentro en medio de un dispar criterio arbitral (85-71). Crecía el lado local del electrónico en una engañosa distancia (91-73). Intentaron aproximarse los castellanos al término de la contienda, que se cerró con derrota visitante (91-78).

El equipo burgalés disputará su próximo partido de Liga Endesa ante Casademont Zaragoza, el sábado 26 de marzo, desde las 18:00 horas, en el Coliseum.

publi BAD.png