Una app para optimizar consumos energéticos monitorizando sus precios

La solución, liderada por una emprendedora, permite optimizar consumos energéticos mediante inteligencia artificial y la monitorización de precios públicos de la energía en tiempo real.

POLO positivo, la primera aceleradora de proyectos industriales en España impulsada por Aciturri, Fundación Caja de Burgos, Gonvarri, Grupo Antolin y Pascual, ha resuelto la segunda convocatoria del DESAFÍO industrial: ‘Gestión Inteligente para la Mejora del Desempeño Energético’.

El jurado técnico ha decidido por unanimidad seleccionar la propuesta ‘Smart Energy APP’ como ganadora del II DESAFÍO industrial. La solución ‘Smart Energy APP’ de la emprendedora Gema Arnáiz, orientada a optimizar procesos energéticos gracias a la aplicación de inteligencia artificial y la monitorización de precios públicos de la energía en tiempo real, se ha impuesto a otras dos finalistas: ‘Energy Fit’ (Maida Larriba) y ‘Bill of packaging’ (Roberto Barahona).

Todas ellas fueron preseleccionadas para una fase final en la que tuvieron que plantear un PMV (Producto Mínimo Viable) y defenderlo ante el jurado el pasado mes de diciembre de 2021. Esta nueva edición del DESAFÍO industrial de POLO positivo ha estado marcada por un reto muy presente en el momento actual: la implantación de modelos sencillos y escalables en plantas industriales que mejoren el desempeño energético para optimizar su eficacia y sostenibilidad.

En esta línea se ha puesto el foco especialmente en cuatro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El Objetivo 7, que garantiza el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna; el Objetivo 9 que insta a construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización sostenible y fomentar la innovación; el Objetivo 12, que confirma la necesidad de garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles, y el Objetivo 13, que invita a adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

“El proyecto ganador está muy alineado con el principal reto planteado en este II DESAFÍO Industrial: llevar al mercado una solución que permita el ahorro energético en la industria”, destaca Javier Cuasante, responsable de Dinamismo Empresarial de Fundación Caja de Burgos y miembro del jurado técnico de POLO positivo.

“La aplicación Smart Energy APP permite conectar cualquier equipo y el desarrollo de IA que plantea puede tener mucho recorrido”, añade. Una vez proclamada ganadora del II DESAFÍO industrial, dotado con un premio de 10.000 euros, la solución diseñada por la ingeniera informática Gema Arnáiz se incorporará a un proceso de mentoring.

Esta mentorización se llevará a cabo con los departamentos de innovación de las propias empresas promotoras de POLO positivo, lo que facilitará el desarrollo de un posible piloto empresarial en un entorno real. Además, podrá incorporarse a IMÁN de ideas, otro de los programas de la aceleradora, con el objetivo de poder tutorizar el desarrollo de la aplicación, la realización de pilotos y ayudar a la introducción en el mercado de la misma.

Del total de proyectos presentados, un conjunto de 7 propuestas fue preseleccionado e incorporado a la fase de evaluación al término del plazo de recepción de candidaturas del II DESAFÍO industrial, el pasado 20 de octubre de 2021. Para elegir los proyectos finalistas se llevó a cabo una valoración individual conforme a los criterios de selección y una ponderación por criterios, además de una reunión adicional de todos los miembros del jurado para llevar a cabo una evaluación conjunta.

publi BAD.png