“Una salud”, la mejor estrategia para la sanidad global

La ministra Carolina Darias inauguró el curso de verano de la UBU “Enfermedades infecciosas y Salud global” que reúne a más de 200 participantes.

La importancia de la prevención para afrontar los futuros retos sanitarios y el enfoque “Una salud” ha sido la idea predominante en las intervenciones de la inauguración del Curso de Verano de la Universidad de Burgos “Enfermedades infecciosas y Salud global: nuevas amenazas en un mundo cambiante” al que ha asistido la ministra de Sanidad Carolina Darias.

La ministra destacó el espacio de reflexión y aprendizaje de este curso, que impulsa la consolidación de Burgos como ciudad universitaria.

Esta actividad académica que cuenta con más de 200 inscritos está organizado conjuntamente por las universidades de Burgos y Valladolid y su objetivo es poner en perspectiva global la situación actual en cuanto a amenazas infecciosas en un mundo globalizado, así como los esfuerzos que se están desarrollando para poder prevenirlas y combatirlas.

El director del curso, el Dr. David Rodríguez Lázaro de la UBU, señaló que “existen problemas serios de sostenibilidad ambiental, asociados muchas veces a problemas de salud humana y animal, muy interconectados, traduciéndose en consecuencias globales con efectos muy relevantes en aspectos sociales, económicos, médicos y ambientales” y esgrimió que la respuesta para enfrentarse a ellos es la estrategia “Una Salud”, “un enfoque colaborativo, multisectorial y transdisciplinario, que trabaja a nivel local, regional, nacional y global, con el objetivo de lograr resultados de salud óptimos reconociendo la interconexión entre personas, animales, plantas y su entorno compartido.”

Además de poner de relieve la importancia de potenciar la capacidad asistencial del sistema de salud público, Carolina Darias afirmó que es necesario incidir en la capacidad preventiva “Debemos prepararnos para retos presentes y emergentes, algo que nos ha enseñado el momento vivido con la COVID” todo ello desde un contexto local, nacional y multilateral bajo la coordinación de organismos como la OMS.

El enfoque “Una salud” también fue citado por la ministra. “Solo estaremos a salvo cuando todos estemos a salvo y para la salud humana es necesario un equilibro con la salud ambiental y animal”, uno de los principios de esta estrategia.

La acción local para la salud global es otro de estos principios y Carolina Darias recordó que “precisamente Burgos preside la Red de Ciudades Promotoras de la Salud y las ciudades deben ser promotoras de la salud ya que es algo transversal y que nos afecta a todos”.

El rector de la Universidad de Burgos Manuel Pérez Mateos comenzó su intervención destacando la importancia de la formación y la investigación en el ámbito sanitario de las universidades. “Más del de 70% la investigación que se realiza en España tiene lugar en sede universitaria”, dijo.

“La UBU bascula sobre dos premisas irrenunciables, la investigación y la sostenibilidad en el sentido más amplio; que debe servir como prototipo en el que se mire la sociedad, algo que conlleva una gran responsabilidad”. Ejemplos de este compromiso fueron citados por el rector, como ser la tercera universidad a nivel nacional en registro de patentes y la octava en financiación de la investigación procedente de la industria. Pérez Mateos subrayó que “la Universidad de Burgos contribuye a la generación de conocimiento del ámbito sanitario desde diferentes perspectivas, como proyectos al amparo del Instituto Carlos III, ingeniería de datos, inteligencia artificial, creación de startups, la explotación aplicaciones relacionadas con la salud mental o laboral, diseño de fármacos para fibrosis, estudios sobre los trastornos del espectro autista…”, según detalló.

El Centro de Investigación en Patógenos Emergentes y Salud Global fue otro de los ejemplos citados. “El primer centro y de momento único en Castilla y León que implica a investigadores con experiencia en área biomédica y afines con un enfoque interdisciplinar que desarrolla, entre otros, proyectos de investigación centrados en la COVID 19 y en la gripe conjuntamente con el doctor Adolfo García Sastre, el HUBU y el Servicio de Atención Primaria”.

En su intervención, el rector también demandó un incremento de la colaboración público privada en la investigación y puso como ejemplo a la farmacéutica GSK, patrocinadora del curso.

Alianza entre instituciones

En este sentido Cristina Henríquez de Luna, CEO de GSK, reafirmó esta idea al afirmar que: “La reciente pandemia ha evidenciado que el sistema debe estar preparado para anticiparse, enfocado a la prevención y control de las enfermedades infecciosas. Un enfoque que precisa de la alianza y colaboración entre instituciones”.

GSK es la responsable de la primera vacuna contra la malaria, tiene en marcha 31 proyectos de I+D dirigidos a 13 enfermedades con alta mortalidad en países menos desarrollados, y trabajamos para la reducir la resistencia a los antimicrobianos, como explicó Henríquez.

La CEO también destacó el compromiso de la multinacional con Burgos “Nuestra fábrica de Aranda es uno de los centros productivos estratégico en nuestro grupo a nivel mundial y desde 1978 no ha dejado de crecer en instalaciones, productividad y empleo, con una plantilla de 600 trabajadores de alta cualificación”.

Concluyó afirmando que “Para nosotros supone un orgullo participar en este curso, que pone de manifiesto la consagrada vocación formativa en ciencias de la salud de las universidades de Burgos y Valladolid”.

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, por su parte, destacó la necesidad de esta colaboración publico privada y la necesidad de invertir en salud y desarrollar programas de prevención y hábitos saludables, como se hace desde el Ayuntamiento y desde la Red de Ciudades Saludables que preside, la igual que Roberto Saiz, delegado territorial en Burgos de la Junta de Castilla y León, que puso como ejemplo de los frutos de esta colaboración el desarrollo de las vacunas contra la COVID. Además, resaltó la importancia de este curso que aborda cuestiones que trascienden el ámbito académico y llegan a nuestra vida cotidiana y la necesidad de un sistema de salud de calidad, no solo asistencial, sino también centrado en la investigación y en la cultura de la prevención.

Carolina Daria cerró la inauguración recordando que el personal sanitario en ejercicio y en formación son “el valor más importante de nuestro sistema nacional de salud”.

publi BAD.png