UPL - Los irrelevantes

Luis Mariano Santos único procurador de Unión del Pueblo Leonés (UPL) votaba abstención en la moción de censura presentada por el PSOE y que pretendía quitar de la Junta de Castilla y León a Alfonso Fernández Mañueco.

Días antes de la moción, el procurador de UPL se mostraba dispuesto a escuchar las propuestas de Luis Tudanca con la región leonesa. Es evidente que el líder de los socialistas castellanos no iba a satisfacer las pretensiones de leonesistas, en la misma mañana del debate de la moción ya se mostraba que su voto iba a variar entre la abstención y el voto en contra. Esto dependía de la respuesta de Tudanca al señor Santos.

UPL busca la descentralización de Valladolid, mayores recursos para las provincias leonesas y como máxima aspiración, la separación de León de la región castellana.

Desde su argumento, la Junta siempre ha ninguneado a León, favoreciendo a Valladolid, Burgos y Palencia.

En las últimas legislaturas han conseguido 1, 2 o 3 procuradores en Castilla y León, pero la mayoría arrolladora del PP ha hecho que esa digna representación sea irrelevante. En esta última legislatura, el PP pactó con Ciudadanos para llegar a la mayoría y de nuevo UPL fue irrelevante.

El PP lleva más de 30 años en el poder en Castilla y León, UPL culpa continuamente a esos gobiernos de la situación en su región, por lo que a priori, cualquier alternativa podría ser vista como buena, pero no, al igual que con los gobiernos de PP, a esta propuesta en la que el PSOE pasaría al poder no han votado a favor.

Se justifican diciendo que el PSOE es lo mismo y que su voto favorable no cambia nada. Y se han tenido que justificar mucho en las últimas horas debido al revuelo que se ha montado en redes sociales por su decisión. Han sido muchas las personas que han criticado la postura de UPL, y no solo por parte de socialistas, "castellanistas", también de leonesistas que no entienden que este voto, apoye al mismo gobierno que lleva 30 años.

Lo hemos comprobado en los canales de RRSS leonesistas y con mucha confusión ya que primero se difundió el bulo de que el voto de UPL estaba en contra de la moción y se justificaba esta opción, más tarde se confirma la abstención justificándose con los mismos argumentos la decisión final.


Pero volvamos a la narrativa de los hechos aquí contados, UPL era irrelevante, hasta ahora, ese voto “que no cambia nada”, lo cambia todo, supone la mayoría junto con los votos de PP y Ciudadanos, 41. La salida de una procuradora de CS deja a los naranjas y populares en minoría con 40 votos y por tanto a partir de ahora deben sumar a 1 de Vox, 1 de Por Ávila o 1 de UPL.


¿Sabrán negociar los leonesistas o solo son la irrelevancia de los últimos 30 años?

Sin duda, el tiempo nos lo dirá.