Velocistas serán protagonistas en la segunda etapa de la Vuelta a Burgos

Será una etapa completamente llana de 175 kilómetros de recorrido en la que la ronda burgalesa dará protagonismo al trazado del Camino de Santiago a su paso por Burgos.

La segunda etapa de la 43a Vuelta a Burgos (Tardajos-Briviesca) se convertirá en un perfecto escenario para los rodadores y hombres más rápidos del pelotón que tomarán parte en la ronda burgalesa, que se disputará del 3 al 7 de agosto sobre cinco etapas en línea.

Con 175 kilómetros de recorrido y sin ninguna dificultad montañosa la etapa rodará muy fuerte desde el principio y, salvo sorpresa, se resolverá en una llegada masiva las calles de Briviesca.

La Diputación de Burgos, entidad organziadora de la prueba, hará en esta etapa un guiño promocional al trazado del Camino de Santiago a su paso por la provincia. La etapa partirá de Tardajos y transitará por localidades como: Las Quintanillas, Villanueva de Argaño, La Nuez de Abajo, Mansilla de Burgos, Las Rebolledas, Celadilla Sotobrín, Villanueva de Río Ubierna, Sotragero y Quintanilla de Vivar para superar el kilómetro 50 de etapa.

Desde allí, la carrera pasará por Sotopalacios, Rioseras, Robredo Temiño, Temiño, Monasterio de Rodilla, Santa María del Invierno, Piedrahíta de Juarros, Villaescusa La Sombría, Hiniestra, Barrios de Colina, Olmos de Atapuerca y Atapuerca alcanzando así el kilómetro 100.

Los últimos 75 kilómetros los ciclistas transitarán por Ages, Santonvenia de Oca, Arlanzón, Villasur de Herreros, Alarcia, Valmala, Santa Cruz del Valle Urbión, Pradoluengo, Ezquerra, Belorado, Bañuelos de Bureba y, desde allí, a Briviesca, en donde estará ubicada la meta de la segunda etapa.

La localidad de Briviesca ha sido salida de etapa en muchas más ocasiones que llegada, ya que desde 1998 solo ha acogido la llegada en la edición de 2009. Fue en la primera etapa que ese año salió desde Oña y en la que se impuso Koldo Fernández.