Vuelve el mejor San Pablo ante Joventut y acerca la permanencia

El Hereda San Pablo Burgos se impone a Joventut de Badalona en un magistral partido en el Coliseum.

Y el Hereda San Pablo Burgos volvió a ganar. El equipo dirigido por Paco Olmos se impuso a Joventut Badalona gracias a un gran desempeño defensivo, con un enorme nivel de energía que les llevó a liderar claramente el duelo en un excelente tercer cuarto. Los castellanos mantuvieron la intensidad durante los cuarenta minutos, empujados por el aliento de la afición local, que les llevó en volandas hasta una importantísima novena victoria del curso de Liga Endesa.

Arrancaba con buenas sensaciones el partido para el Hereda San Pablo Burgos, que mostraba un acierto perfecto desde el exterior, lo que le llevaba a ponerse con ventaja (13-11). Se mantenía equilibrado un intenso encuentro en la pista del Coliseum, a la que regresaba Ali Nikolic tras recuperarse de su lesión de cadera. La Penya ofrecía un juego dinámico en ataque, pero los castellanos conseguían llevar las riendas del duelo gracias a sus buenas defensas (20-16). Los de Olmos eran todavía dueños del electrónico al final del primer cuarto (26-21).

El cuadro burgalés llevaba su máxima renta hasta los siete puntos al inicio del nuevo periodo (28-21), pero el conjunto badalonés se recuperaba sacando rendimiento al lanzamiento exterior (30-30). Los castellanos crecían también desde el triple para retomar los mandos de la contienda al calor de la afición del Coliseum, que no dejaba de alentar a los suyos en cada jugada (36-32). El choque entraba en un intercambio de golpes que mantenía al Hereda San Pablo Burgos por delante (40-37). Sobre la bocina de la última posesión, Brandon Paul anotaba un triple que dejaba con la mínima ventaja a los visitantes al descanso (43-44).

Tras el paso por vestuarios, el equipo castellano regresaba con toda su energía y su lucha para sumar un 6-0 de salida que ampliaba la distancia (49-44). Animaba sin cesar el público, que disfrutaba de unos grandes minutos de juego de los burgaleses, quienes, solidarios en la labor defensiva, dificultaban al máximo los ataques de Joventut (61-51). Aportando de forma coral en el juego ofensivo, los de Olmos cuajaban un tercer periodo para enmarcar e iban haciendo crecer sus ventajas hasta llevarlas a la máxima de 14 puntos (67-53). Quedaba en diez puntos la renta local cuando se llegó al final del cuarto (68-58).

Sin pausa, el conjunto castellano continuaba presionando cada ataque de la Penya, que no lograba frenar el empuje local. Los triples de Jarell Eddie, Dani Díez y Vítor Benite disparaban la ventaja hasta los 15 puntos mediado el cuarto (77-62). Con todo, los burgaleses se esforzaban en cada acción sobre el parqué, lo que les permitió seguir liderando la contienda y establecer, triples de Benite mediante, una nueva máxima de 19 puntos (88-69). Los últimos compases sirvieron para poner el broche a una excelente e importantísima victoria del Hereda San Pablo Burgos (92-76).

El equipo burgalés disputará su próximo partido de Liga Endesa ante Monbus Obradoiro, el sábado 16 de abril, desde las 18:00 horas, en el Coliseum.

publi BAD.png