Vuelve el Tablero de Música más esperado

Las tardes de julio vuelven a llenarse de música y cine con la intensa actividad cultural que la Universidad de Burgos ha programado para completar la oferta formativa de Cursos de Verano.

Tablero de Música, Conciertos Jacobeos y el V Ciclo de Cine Fantástico y de Terror al aire libre conforman esta programación que organizan la Universidad de Burgos y Fundación Caja de Burgos.

Delfín Ortega, vicerrector de Responsabilidad Social, Cultura y Deporte, presentó las actividades y detalló la programación “Una atractiva e intensa programación cultural que completa la oferta de Cursos de Verano” animando a participar a toda la ciudadanía en la oferta veraniega de la UBU.

Por su parte, Óscar Martínez, responsable de Cultura e Innovación Educativa Fundación Caja de Burgos, destacó la alegría que supone tras 2 años recuperar la programación habitual y “dar carpetazo a una época, como poco, convulsa. Diez citas que conforman un cóctel cultural delicado, que mezcla fusión, jazz, música tradicional, festiva, lo nacional con lo internacional, sobresalto y reflexión…”

El interés que siempre suscita esta programación no ha cambiado tras la pandemia y ya se han vendido 6.200 entradas, destacando el Tablero de Música con el 75% de su aforo ya cubierto, como detalló Martínez, que ánimo a los espectadores a hacerse con las últimas entradas e hizo un llamamiento a la colaboración para seguir haciendo de la cultura. “Ese espacio seguro de convivencia y salud que hemos conseguido entre todos”.

Música y cine

Carlos Lozano, director de Actividades Culturales de la Universidad de Burgos, calificó al Tablero de Música como “uno de los eventos esenciales que conectan a la Universidad y a la Fundación con el público de toda la ciudad”.

El Tablero cumple 20 años y, como aseguró Lozano, no ha perdido su esencia original “En 20 años han pasado 80 grupos y 76 djs locales y la base sigue siendo la misma que cuando empezamos con 250 personas, a las casi 3.000 de las últimas ediciones. Un lugar emblemático, como el Hospital del Rey, un ambiente de fiesta, encuentro y amistad alrededor de la música de raíz, con grupos de los 5 continentes, excepto Australia, que van avanzando e innovando en esta música”

El director de Actividades Culturales también destacó la apuesta durante estos años por grupos emergentes, que nunca hubieran tocado antes en Burgos, muchos de los cuales han terminado por destacar en el panorama nacional e internacional. “Este año tenemos dos grupos nacionales como muestra de apoyo tras la situación vivida, que serán Nativa e Itaca Band, además de N.O.H.A. procedentes de Chequia y Morgane Ji de Isla Reunión. Cuatro estilos diferentes que nos darán una muestra del nivel de innovación en la música de raíz actual”. La apuesta por los Dj´s locales es otra de las señas de identidad del Tablero “Han sido 76 y todos de Burgos, es increíble la cantidad de dj´s que hay en esta ciudad”.

Como es tradicional la cita con estos grupos y dj´s será los jueves de julio en el Hospital del Rey.

En cuanto a los conciertos Jacobeos, que se celebrarán los martes 12, 19 y 26 de julio en el Patio de Romeros del Hospital del Rey, Lozano afirmó que "hemos elaborado una programación con la mayor calidad posible y este año contaremos con Isabel Aaiún, inmersa en el lanzamiento de su primer disco, una apuesta por la gente joven e iniciativa; Lorena Álvarez, un referente de la música folk asturiana; y María Sedano, burgalesa que presenta su nuevo disco “Soledades”.

La actividad más reciente y que alcanza su quinta edición, el Ciclo de Cine Fantástico y de Terror al aire libre, presentará tres películas de estreno en Burgos y en versión original subtitulada. Dos de ellas, Espiral –un thriller de terror social que presenta un mensaje de inclusión y en defensa del colectivo LGTBIQ y The boy behind door, que presentan el terror más clásico y Silent Night, de género fantástico, que plantea la inquietante idea de que hacer en la última noche de la vida.

Una actividad que ha tenido una gran acogida entre los más jóvenes, como aseguró Carlos Lozano, que se congratuló de recuperar la normalidad y “poder llevar un bocadillo, un refresco y palomitas al Hospital Militar para disfrutar del cine al aire libre”.

publi BAD.png